• José Miguel Flavián Erlac

Starbucks: combatir el desperdicio con tácticas de supermercados.

La gestión del desperdicio alimentario en el Reino Unido es otro de los factores que alimentan el cocktail de elementos que toman los consumidores para formarse la imagen de un negocio. En general es algo que suele pasar desapercibido, pero que de repente se empieza a hablar de ello y sales mal parado si no has pensado algo o has tomado alguna iniciativa.

Por ejemplo, tratando el tema de la sostenibilidad, para mitigar el efecto de las noticias sobre lo mal que se reciclaban los vasos de un uso de café se impuso la práctica de ofrecer descuentos a clientes que trajeran sus propios envases (y sobretodo comunicarlo en las tiendas con mucho más énfasis dado que algunos ya lo hacían anunciándolo discretamente). Ahora Starbucks decide también actuar sobre la comida que tiran sus tiendas al acabar la jornada.

Starbucks - uk-express-store-3-59aff8be439da-59b00a9b95355.jpg

Fuente Starbucks


Lo va a llevar a cabo haciendo lo que ya hacen muchos supermercados: van a rebajar los productos que están a punto de caducar en la última hora en la que la tienda va a estar abierta, y así esperan que tengan más salida. Como son productos que iban a tirar de todas formas, donarán estas ventas a la charity Action Against Hunger.

La iniciativa en estas cuestiones la lleva Pret A Manger. Preparan los bocadillos y ensaladas que venden generalmente en el propio restaurante (no todos son tan grandes como para tener cocinas) y no ponen fecha de caducidad, porque lo que queda al final del día lo retiran y lo distribuyen a través de Pret Foundation a casas de recogida de personas sin recursos. En un año distribuyen unos 3 millones de productos. Y lo llevan haciendo así  desde antes de que nos empezáramos a preocupar por el desperdicio.

#PretAManger #Starbucks

0 views0 comments