• José Miguel Flavián Erlac

El azúcar en retirada.

Como se puede ver en los medios de comunicación, el azúcar le ha quitado a las grasas el título de demonio alimentario, y se repudia continuamente.

JS Cut Sugar.jpg

Desde que se intensificó la campaña en contra del azúcar – hace un par de años, al incorporarse chefs de la talla de Jamie Oliver, aunque desde hacía unos años que existían lobbies en contra del producto – la industria a retirado de la circulación toneladas de azúcar. O bien mediante la reformulación, o sencillamente por dar de baja los productos de los lineales, los ingleses cada vez tienen una oferta menor de productos con azúcares añadidos. Incluso los smoothies se están transformando, porque el azúcar natural de las frutas puede llegar a parecer exagerado y a algunos se les añaden verduras. The Grocer recoge varios datos al respecto: desde el 2013, según Kantar, los británicos han recortado su consumo en azúcar en un 4%. La industria de bebidas refrescantes dice que para su categoría la reducción del azúcar es de un 17% en este periodo, y tienen el compromiso de alcanzar una reducción del 20% en el 2020.

Como vemos, la industria ha tenido mucho peso en esto, gracias a la reformulación de multitud de referencias, pero también al intentar convencer a los ingleses de reducir la ingesta, por ejemplo la iniciativa de los vasos de 100ml de los zumos. Tesco aprovechó que se juntaba el momento de revisar el surtido con la mala prensa del azúcar para dar de baja multitud de referencias con azúcar añadido. Y los propios consumidores están cada vez más inclinándose por opciones saludables, con más de un 60% de los consumidores tomando medidas para restringir el consumo de azúcar (Kantar, 2016) y con reducción de ventas en muchas de las categorías sospechosas (pastelería congelada, colas, zumos, etc).

Otras industrias, como la de panadería y bollería, o la de golosinas, van por detrás en la reducción, y los organismos de salud públicos empiezan a presionarles para que se comprometan a reducir a mayor velocidad el azúcar de sus formulaciones, o se plantean poner avisos en el packaging de los problemas de salud que causa el exceso de azúcar.

0 views0 comments